sábado, 28 de septiembre de 2013

Proximidad virtual



LeoFDK 013




(...) El advenimiento de la proximidad virtual hace de las conexiones humanas algo a la vez más habitual y superficial, más intenso y más breve. Las conexiones suelen ser demasiado superficiales y breves como para llegar a ser un vínculo. A diferencia e las relaciones humanas, ostensiblemente difusas y voraces, las conexiones se ocupan sólo del asunto que las genera y dejan a los involucrados a salvo de desbordes y protegiéndolos de todo compromiso más allá del momento y tema del mensaje enviado o leído.

Las conexiones demandan menos tiempo y esfuerzo para ser realizadas y menos tiempo y esfuerzo para ser cortadas. La distancia no es obstáculo para conectarse, pero conectarse no es obstáculo para mantenerse a distancia. Los espasmos de la proximidad virtual terminan, idealmente, sin dejar sobras ni sedimentos duraderos. La proximidad virtual puede ser interrumpida, literal y metafóricamente a la vez, con sólo apretar un botón.

Pareciera ser que el logro fundamental de la proximidad virtual en haber diferenciado a las comunicaciones de las relaciones. A diferencia de la antigua proximidad topográfica, no requiere de lazos preestablecidos ni los genera necesariamente. “Estar conectado” es más económico que “estar relacionado” pero bastante menos provechoso en la construcción de vínculos y su conservación....

Zygmunt Bauman 

En ”Amor líquido: Acerca de la fragilidad de los vínculos humanos”, Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica, 2007.

.

1 comentario:

Sandra dijo...

creo que la forma virtual de comunicarse tendrá el peso y la importancia que nosotros mismos le demos... compartir lo que une a las personas en intereses y formas de pensar puede ser muy interesante ...para relaciones de tipo emocional o romántico no creo sea lo más conveniente ...